Libros Relacionados

GRIPE Y PANDEMIAS

El recurso homeopático

La cíclica convivencia con virus y vectores de pandemias, obliga a desarrollar una visión más integrada respecto a la problemática en su conjunto y a los abordajes más recomendables. En este contexto, toman importancia las recomendaciones del Dr. Julio César Díaz respecto al empleo de un par de preparados homeopáticos que pueden sernos de auxilio en emergencias, cuando el recomendable trabajo preventivo no ha sido llevado a cabo.

El Dengue es uno de los problemas de salud que tiene “antigüedad”. Las crónicas lo registran desde hace varias centurias. Si bien, lo más importante es la prevención y dentro de ésta, la individual, también hay tratamiento. Es fundamental recordar que sin mosquito, no hay Dengue. Obvio que no podemos esperar la actuación del estado, porque puede llegar tarde o nunca. La larva del Aedes Agypti se cría en aguas limpias, incluso en muy poca profundidad, como charcos en el suelo. El mosquito es de hábitos diurnos, pica a partir de la media tarde hasta la caída del sol y prefiere reposar en pastos de entre 80 a 100 cm de altura. Conociendo sus hábitos, es más fácil prevenir. Si bien con la llegada del frío pudiera parecer que ya no hay Dengue, es sumamente probable que con los calores se instale nuevamente, para quedarse.

La fiebre o gripe del Dengue, antiguamente era conocida como “quebrantahuesos” por lo pronunciado de sus dolores. El Dengue no es una enfermedad que deje inmunidad y la persona puede padecerlo cada vez que sea picada por un mosquito infectado. En este caso, la gripe será cada vez más fuerte y dolorosa. Una variedad del Dengue, es el hemorrágico, que es el que puede ser mortal. Si bien el Dengue común es inofensivo para una persona sana y con buenas defensas, puede ser mortal para alguien debilitado. Fuera del impacto mediático, la gripe común es más virulenta, más fácil de diseminarse y con mayores secuelas o mortalidad por complicaciones que la Gripe A. Por su parte, la del Dengue será un problema con la vuelta del calor y la pelea contra el mosquito.

Para nuestro organismo, poco importa el “agente causal” de la gripe. Importan las consecuencias y alteraciones que esta trae; se llame Gripe común, quebrantahuesos o Gripe A. El medicamento homeopático restablece la energía que la gripe alteró y lleva alivio en los síntomas y más rápido restablecimiento en cualquiera de ellas. El tratamiento de las mismas con arsenal homeopático -más profundo, rápido y efectivo que los analgésicos comunes- consiste en el uso de:

Eupatorium: Para la gripe del Dengue, gripe común y gripe A. Se aconsejan 10 gotas bajo la lengua (la mitad para los niños pequeños), todas las veces que los síntomas lo requieran, es decir, cuando los dolores y el decaimiento (sobre todo) hagan necesario su uso. Se puede tomar todas las veces que haga falta, siempre es mejor aumentar la frecuencia que no la dosis. Es decir, más de 10 gotas por vez, simplemente se derrocha. El medicamento homeopático en escala Centesimal no tiene problemas de sobredosis ni acumulación, su efecto es más bien energético, por lo cual, si se tomara abusivamente, solo se desperdiciaría.

Phosphorus: Es el tratamiento homeopático de primera línea para cualquier enfermedad hemorrágica, sobre todo cuando cursan con hemorragias internas. Se indican 10 gotas bajo la lengua cada 8 o cada 12 hs. De acuerdo a los síntomas; recordando siempre que: El Dengue hemorrágico puede ser mortal y debe ser tratado en internación. Es obligación del paciente (hacia su integridad) estar en internación por la probable necesidad de una transfusión, pero también es derecho del paciente el usar la medicación que él decida. La correcta actitud ante la sospecha de Dengue Hemorrágico es dirigirse a un centro de salud con la medicación homeopática. Esta, a más de ser más eficiente que la de quimiofarmacia, acorta los tiempos del período de estado del Dengue, cosa que no hacen los analgésicos usados comúnmente.

Es bueno recordar que antes de los antibióticos, el mejor tratamiento para las neumonías era el Phosphorus. El mismo que para las hemorragias citadas precedentemente. Hoy sigue siendo tan eficiente como antaño, sea en francas neumonías o en complicaciones respiratorias. Con ello tenemos resumido en dos medicamentos lo que hace a prevención y tratamiento de las gripes mencionadas, como así también a las probables complicaciones, hemorrágicas o respiratorias.

Si el sistema inmunitario se encuentra en buenas condiciones, el virus del Dengue inoculado a la persona, es desactivado. Una correcta alimentación, una adecuada depuración corporal, suficiente actividad física y buen aporte de antivirales/antioxidantes como el propóleos o la uña de gato peruana, son la mejor prevención.

Dr. Julio Cesar Díaz - epumer@infovia.com.ar - epumer@gmail.com - www.apiterapiadrdiaz.com