Libros Relacionados

Ley de atracción

Somos lo que pensamos

Desde hace unas semanas está circulando por Internet un film documental australiano llamado “El Secreto”. En el mismo, varios panelistas analizan una de las leyes existenciales más útiles para expandir la consciencia: la Ley de la Atracción. Si bien no es un fin en si mismo, la comprensión y práctica de esta ley universal nos permite avanzar en el camino evolutivo. Aquí ofrecemos una introducción del guión de la película y un tramo dedicado a la salud.


FRAGMENTO DEL SECRETO

Un año atrás mi vida colapsó a mí alrededor. Trabajé hasta el agotamiento. Mi padre falleció repentinamente y mis relaciones estaban conmocionadas. Poco sabía en ese momento que a partir de mi mayor desesperación, llegaría el mayor regalo. Vislumbré un gran Secreto. Comencé a buscar el secreto a través de la historia. El Secreto fue enterrado, codiciado, suprimido. No podía creer la cantidad de personas que lo conocían. Fueron los personajes más importantes de la historia. ¿Por qué nadie lo sabía? Lo único que quería era compartir El Secreto con el Mundo. Comencé a buscar a las personas que hoy en día conocieran El Secreto. Una a una, empezaron a surgir.

Este secreto le da todo lo que usted desea: felicidad, salud y riqueza. Usted puede tener, hacer y ser todo lo que desee. Podemos tener todo lo que elijamos. Sin importar qué tan grande sea. En qué tipo de casa desea vivir? Quiere ser millonario? Qué tipo de negocio desea tener? Quiere más éxito? Qué es lo que realmente desea? He visto suceder muchos milagros en la vida de las personas. Milagros financieros, milagros de sanación física, sanación mental, sanación de las relaciones. Y todo esto sucedió porque sabían como aplicar el secreto. Es el gran secreto de la vida.

“El secreto es la respuesta a todo lo que ha sido, todo lo que es y todo lo que será” - Emerson

Posiblemente ha estado sentado allí preguntándose cuál es el secreto. Le contaré como llegué a comprenderlo. Todos trabajamos con un poder infinito. Todos nos guiamos exactamente por las mismas leyes. Las leyes naturales del universo son tan exactas que no tenemos dificultad alguna para construir naves espaciales, podemos enviar personas a la luna y podemos calcular el aterrizaje con la precisión de una fracción de segundo. Sin importar si está en la India, en Australia, Nueva Zelanda, Estocolmo o Londres o Toronto, Montreal o Nueva York. Todos trabajamos con un solo poder. Una sola ley. Es la atracción.

El Secreto es la Ley de la Atracción. Todo lo que llega a su vida, usted lo atrae a ella. Y es atraído a usted por virtud de las imágenes que mantiene en su mente. Es lo que usted piensa. Todo aquello que sucede en su mente usted lo atrae hacia sí mismo. Las personas inteligentes siempre lo supieron. Puede retroceder hasta los antiguos Babilonios, ellos siempre lo supieron. Es un selecto grupo de personas. Por qué cree que el uno por ciento de la población recibe alrededor del 96% de todo el dinero ganado? Acaso cree que es por casualidad? No es por casualidad. Ha sido diseñado de esa forma. Ellos comprenden algo. Ellos comprenden el Secreto. Y ahora le presentamos El Secreto.

La forma más sencilla para mí de ver la ley de la atracción, es pensando en mí como si fuese un imán y sé que un imán ejerce una atracción. Básicamente, la ley de la atracción dice que lo similar atrae lo similar. Pero en realidad hablamos a nivel del pensamiento. Nuestra labor como humanos, es sostener los pensamientos de lo que deseamos, tener totalmente claro en nuestras mentes lo que deseamos, y desde ahí comenzamos a invocar una de las leyes más importantes del universo que es la ley de la atracción. Usted se convierte en aquello en lo que piensa todo el tiempo; pero también atrae aquello en lo que piensa todo el tiempo. Si lo ve aquí, lo sostendrá aquí. Y ese principio se puede resumir en tres palabras sencillas, los pensamientos se vuelven cosas.

Lo que muchas personas no comprenden es que un pensamiento tiene una frecuencia. Todo pensamiento tiene una frecuencia, y podemos medir ese pensamiento. Si usted tiene un pensamiento una y otra y otra vez, si imagina en su mente, que tiene un nuevo automóvil, el dinero que necesita, crear esa compañía, encontrar su alma gemela. Si imagina cómo es, está emitiendo esa frecuencia en forma consistente. Los pensamientos envían esa señal magnética que atrae lo correspondiente. Véase a sí mismo viviendo en abundancia y la atraerá. Siempre funciona, funciona todas las veces, con todas las personas.

Pero aquí está el problema; la mayoría de las personas piensan en lo que no desean y se preguntan por qué se presenta una y otra y otra vez. A la ley de la atracción no le importa si usted percibe algo como bueno o malo o si no lo desea, o lo desea. Responde a sus pensamientos. Si está sentada allí viendo una montaña de deudas, sintiéndose terriblemente mal, es la señal que está enviando al universo, “ayy, realmente me siento muy mal por todas estas deudas que tengo” lo está afirmando para sí misma, lo siente en cada nivel de su ser, y eso es lo que va a seguir teniendo.

Por eso, cuando observa aquello que desea y le dice que sí, está activando un pensamiento y la ley de la atracción responde a ese pensamiento, y le trae las cosas que coinciden con eso. Pero cuando ve algo que no desea, y grita que ‘No’ lo quiere, en realidad no lo está alejando. En cambio, está activando el pensamiento de aquello que no desea y así, la ley de la atracción también alinea esas cosas para usted. Este universo está basado en la atracción, todo tiene que ver con la atracción. La ley de la atracción funciona siempre, sea que crea en ella, o la comprenda o no. Siempre funciona.

Usted podría estar pensando en el pasado, el presente, o el futuro, y aunque esté recordando, observando o imaginando, aún así, en ese proceso, estará activando pensamientos. Y la ley de la atracción, que es la ley más poderosa del universo, responderá a su pensamiento. La creación siempre sucede. Cada vez que un individuo tiene un pensamiento o una forma crónica y prolongada de pensar, está en proceso de creación. Y algo se va a manifestar como consecuencia de esos pensamientos. La ley de la atracción dice, te daremos todo lo que dices y en lo que te enfocas. Y así, si se queja sobre lo mal que está todo, lo que está creando es más de lo mal que está todo.

Así, al ser muy positivos en nuestra apariencia y orientación, tendemos a atraer personas positivas y eventos y circunstancias positivas. Cuando somos muy negativos o estamos muy enojados, tendemos a atraer personas negativas y enojadas, y circunstancias negativas y enojosas. Y usted termina atrayendo hacia sí los pensamientos predominantes que sostiene en su conciencia, sean conscientes o inconscientes. Ahí radica el problema. Si observa con cuidado, cuando se trata del secreto y del poder de nuestra mente y del poder de la intención en nuestra vida diaria, nos rodea totalmente. Lo único que debemos hacer es abrir nuestros ojos y mirar.

La Ley de la Atracción es evidente en su sociedad cuando ve que aquél que habla todo el tiempo de enfermedad, la tiene, que aquél que habla todo el tiempo en prosperidad, la tiene, la Ley de la Atracción se hace evidente en todo lo que lo rodea, si comprende de qué se trata. Tiene que ver con que usted es un imán, que atrae pensamientos, personas, eventos, estilo de vida. Todo aquello que llega a su experiencia llega debido a esta poderosa Ley de la Atracción. No hablo solamente desde el punto de vista de los buenos deseos, o de la locura imaginaria. Les hablo desde una comprensión básica mucho más profunda.

La física cuántica comienza a enfocarse en ese descubrimiento. Dice que no se puede tener un universo sin que en ello participe la mente. Que en realidad es la mente la que le da forma a lo que se percibe. Y si no lo comprende, no significa que deba rechazarlo. Tampoco comprendemos bien la electricidad. En primer lugar nadie sabe lo que es la electricidad, y sin embargo disfruta sus beneficios. ¿Sabe cómo funciona? Yo no sé cómo funciona. Pero sí se esto, que puedes cocinar la cena de un hombre con electricidad, y también puedes cocinar al hombre.

Con frecuencia, cuando las personas comienzan a comprender el gran secreto, sienten temor por todos esos pensamientos negativos que tienen. Es necesario que tengan claridad sobre dos cosas. Una, se ha probado científicamente que un pensamiento afirmativo es cien veces más poderoso que un pensamiento negativo, con eso, podemos eliminar hasta cierto punto el grado de preocupación.

EL SECRETO PARA LA SALUD

Es importante reconocer que nuestro cuerpo es realmente el producto de nuestros pensamientos. Estamos comenzando a comprender en la ciencia médica hasta qué punto la naturaleza de nuestros pensamientos y emociones determinan en realidad la sustancia física, la estructura y el funcionamiento de nuestros cuerpos. Conocemos en las artes de sanación el efecto del placebo. Un placebo es algo que supuestamente no tiene impacto y efecto en el cuerpo, como una pastilla de azúcar o algo así. Pero usted le dice al paciente, que es igualmente efectiva y lo que sucede es que el placebo logra el mismo efecto, si acaso no mayor, que a veces el medicamento que supuestamente ha sido diseñado para ese efecto. Y así, descubrieron que la mente humana es el factor más importante en las artes de sanación. Algunas veces incluso más que la medicación.

Si alguien se encuentra enfermo, y tiene la alternativa de explorar lo que existe en su mente y que lo está creando comparado con la medicina, si la situación es aguda y realmente pudiera causarle la muerte, obviamente la medicina será una opción sabia mientras explora. Por eso, ustedes no desearán negar la medicina. Toda forma de sanación ocupa su lugar.

Saben? existe solamente un flujo de bienestar. Es un flujo de pura energía positiva. Y el Universo, todo lo que conocemos, cuenta con eso en abundancia. Este es un mundo basado en el bienestar y el bienestar abunda espectacularmente. Y cuando ustedes permiten que fluya a plenitud, se sienten muy, pero muy bien. Y cuando lo cortan un poquito, no se sienten tan bien. Existe solamente un flujo de bondad o bienestar que ustedes permiten o no. Y sus magníficas emociones les muestran cómo es la mezcla. Qué tanto están permitiendo o resistiendo esa conexión.

Ustedes conocen a personas que tienen enfermedades terminales. Deténganse y piensen en la palabra “mal-estar”. Pónganle un guión. Se trata de un cuerpo que no está bien. Tenemos miles de diagnósticos diferentes y malestares en el mundo. Tan sólo se trata de un enlace débil. Todos son el resultado de una sola cosa. Estrés. Si aplican suficiente estrés (presión) sobre una cadena, uno de los enlaces se rompe. Nuestra fisiología crea el malestar para darnos retroalimentación, para hacernos saber que tenemos una perspectiva desequilibrada y que no estamos siendo amorosos y agradecidos. Y por eso, las señales y los síntomas del cuerpo no son algo terrible.

Las personas preguntan frecuentemente si cuando se manifiesta un malestar en el templo del cuerpo, o algún tipo de incomodidad en su vida, ¿Pueden revertir la situación por medio del poder del pensamiento correcto? Y la respuesta es: claro que sí. El 23 de noviembre me diagnosticaron cáncer de mama. Realmente creía desde mi corazón y con mi fe inquebrantable que ya estaba sanada. Durante el día, y todo el día, me repetía: “Gracias por mi sanación.” Una y otra vez repetía. “Gracias por mi sanación.” Creía de corazón que había sanado. Me veía a mí misma como si el cáncer jamás hubiese existido en mi cuerpo. Una de las cosas que hice para sanarme fue ver películas muy divertidas. Lo único que hacíamos era reir, reir y reir. No podía permitirme ningún tipo de estrés en la vida, porque sabíamos que el estrés era una de las peores cosas que pueden suceder cuando una trata de sanarse a sí misma. Desde el momento que me diagnosticaron, que fue el 23 de noviembre, hasta la fecha en que estuve totalmente sana, pasaron aproximadamente tres meses. Y eso sin radiación o quimioterapia.

Venimos con un programa básico. Se llama auto-sanación. Cuando se hiere, la herida se cierra. Si tiene una infección bacteriana, el sistema inmunológico llega y se hace cargo de la bacteria y sana. El sistema inmunológico está diseñado para sanarse a sí mismo. La enfermedad no puede vivir en un cuerpo que se encuentra en un estado emocional saludable. Su cuerpo desecha millones de células por segundo, y crea millones de células nuevas. En realidad, algunas partes de nuestro cuerpo se reemplazan diariamente. Otras partes toman algunos meses, otras partes un par de años. Pero en el lapso de algunos años tenemos un cuerpo físico totalmente nuevo.

Si usted tiene un mal-estar y se enfoca en él, y habla con las personas sobre él, estará creando más células enfermas. Véase a sí mismo viviendo en un cuerpo perfectamente saludable. Deje que el doctor se haga cargo del malestar. Pueden comprender la diferencia entre tener una dolorosa artritis en sus caderas y sentir temor. O tener una dolorosa artritis en sus caderas y sentir esperanza? La diferencia entre temor y esperanza, es la diferencia entre recuperarse y no hacerlo.

Los pensamientos más felices conducen esencialmente a una bioquímica más feliz. A un cuerpo más feliz y saludable. Los pensamientos negativos, el estrés, han demostrado que degradan seriamente el cuerpo y el funcionamiento del cerebro, porque nuestros pensamientos y emociones son los que continuamente reensamblan, reorganizan y vuelven a crear nuestro cuerpo. Quiten el estrés fisiológico del cuerpo, y el cuerpo hará lo que está diseñado para hacer. Se sana a sí mismo. He visto riñones regenerados. He visto cáncer disuelto. He visto mejorar la vista y recuperarla. Siempre digo que incurable significa curable desde el interior. Usted puede cambiar su vida y se puede sanar a sí mismo.

Bueno, mi historia comienza el 10 de marzo de 1981. En realidad cambió toda mi vida. Fue un día que nunca olvidaré. Me estrellé en un avión. Y terminé en el hospital completamente paralizado. Mi médula espinal estaba aplastada, se fracturaron mi primera y segunda vértebras cervicales, mi reflejo de tragar se destruyó, no podía comer ni beber, mi diafragma se destruyó, no podía respirar. Lo único que podía hacer era parpadear. Los doctores, por supuesto, dijeron que toda mi vida sería como un vegetal. Lo único que podía hacer era parpadear por el resto de mi vida. Ese era el cuadro que me presentaron, pero no importaba lo que ellos pensaran. Lo más importante era lo que yo pensaba. Me vi a mí mismo otra vez como una persona normal, caminando al salir de ese hospital. Mi mente era lo único con lo que podía trabajar en el hospital. Y cuando usted tiene su mente, puede volver a poner todo en orden otra vez.

Estaba conectado a un respirador y ellos dijeron que jamás respiraría por mis propios medios otra vez porque mi diafragma estaba destruido. Pero esa pequeña voz seguía diciéndome: “Respira profundo, respira profundo.” Y finalmente me desconectaron del respirador. No encontraban explicación alguna. Miren, yo no podía permitirme que nada se interpusiera en mi mente que me distrajera de mi meta y de mi visión. Bueno, yo establecí la meta de salir caminando del hospital para las Navidades. Esa era mi meta. Ocho meses más tarde salí del hospital caminando con mis propios pies. Ellos dijeron que era imposible de lograr. Ese es un día que jamás olvidaré. Para las personas que están leyendo esto, y que sienten dolor, podría resumirles mi vida en ocho palabras: “El hombre se convierte en lo que piensa”.

Quienes deseen la película en DVD o el guión en papel, pueden consultar aquí.