Libros Relacionados

DIABETES Y GLUCOSA

Cae otro mito

Tal como lo venimos sosteniendo en estos ltimos años, la manipulacin de indicadores no es la forma de corregir desordenes corporales. Estos nuevos estudios no hacen ms que confirmarlo. El organismo opera cientos de variables de ajuste, en el intento por compensar el desajuste al que se ve sometido por nuestros hbitos equivocados, tratando de generar el menor daño posible. La glucosa en sangre es slo una de esas variables. Adems, todo desequilibrio es nocivo, como bien lo demuestra el riesgo del bajo colesterol. ¿Bastar esta nueva evidencia para concentremos los esfuerzos en corregir nuestros crnicos desordenes de ensuciamiento alimentario, causa profunda del problema?


Diabetes: detienen un estudio por muertes

El grupo de quienes ms rigurosamente controlaban el descenso de su glucemia tuvo mayor mortalidad

Durante dcadas, los investigadores creyeron que si las personas con diabetes reducan su glucemia a niveles normales no estaran en riesgo de morir del corazn. Pero un gran estudio en ms de 10.000 personas de edad mediana y mayores con diabetes tipo 2, encontr que hacer bajar el azcar en sangre en realidad aumentaba su riesgo de muerte, inform el mircoles un equipo de cientficos.

Los investigadores anunciaron que debieron detener abruptamente parte del estudio, cuyos sorprendentes resultados ponen en tela de juicio cmo debera tratarse esta enfermedad que afecta a cientos de millones de personas. Los investigadores del estudio enfatizaron que los pacientes deben consultar con sus mdicos antes de considerar cambiar la medicacin que reciben.

Entre los participantes del estudio que fueron asignados al azar a reducir su glucemia a niveles prcticamente normales, hubo 54 muertes ms que en el grupo que fue controlado menos rgidamente. Los pacientes estuvieron cuatro años en promedio en el estudio cuando los cientficos decidieron detener el ala que reduca drsticamente su glucemia y poner a todos en un rgimen menos intenso.

Estos resultados no significan que el nivel de azcar en sangre carezca de significado. Niveles bajos de glucemia pueden proteger contra enfermedades renales, ceguera y amputaciones, pero los hallazgos inyectan un elemento de incertidumbre en lo que ha sido hasta ahora un dogma: que cuanto ms bajos estn mejor y que hacerlos descender a los ndices normales salva vidas.

Los expertos estn asombrados

"Es confuso e inquietante lo que ocurri", dijo el doctor James Dove, presidente del Colegio Americano de Cardiologa. "Durante 50 años hemos hablado de bajar el azcar sangunea al mximo. Toda la literatura sugiere que es lo correcto", agreg. El doctor Irl Hirsch, de la Universidad de Washington, dijo que sera difcil explicarles los resultados del estudio a algunos pacientes que pasaron años haciendo un enorme esfuerzo para hacer descender y mantener baja su glucemia. "Ser similar a lo que sintieron muchas mujeres cuando escucharon que haba novedades acerca del estrgeno", dijo Hirsch.

Hirsch agreg que organizaciones como la Asociacin Americana de Diabetes estaran perplejas. Sus guas instan a hacer bajar los niveles de glucemia tan cerca de lo normal como sea posible. Y algunas compañas de seguros les pagan extra a sus mdicos si sus pacientes diabticos logran niveles muy bajos de glucemia.

A pesar de que la mayora supona que era mejor tener niveles bajos de glucemia, nadie lo haba probado. De modo que el estudio se pregunt si esto protegera contra la enfermedad cardiovascular en la diabetes tipo 2, la forma que afecta al 95% de la gente que tiene la enfermedad.

Los pacientes fueron asignados al azar a uno de tres tipos de tratamientos: uno que comparaba la intensidad del control de la glucemia, otro que controlaba la intensidad del control del colesterol y el tercero, que comparaba la intensidad del control de la presin sangunea. La segunda y la tercera parte continan.

La mayora de las muertes fue por ataques cardacos, pero las causas de la mayor mortalidad son una especulacin. Podra ser que los pacientes hayan sufrido las consecuencias de tomar muchos frmacos. O que redujeran su glucemia demasiado rpido. ¿Habra que flexibilizar las metas? Por ahora, nadie lo sabe.

Por Gina Kolata - De The New York Times - La Nacin, viernes 8 de febrero de 2008