Libros Relacionados

Comida: como el cigarrillo

Este informe, más allá de las aseveraciones que realiza, tiene la contundencia de sus fuentes bibliográficas. A menudo este aspecto es el que suele descalificar conceptos que cuestionan una forma de pensar y actuar aceptada como "normal" e "indiscutible". Precisamente los efectos de la cocción, es algo que, como sociedad, debemos tomar muy en cuenta si verdaderamente importa la salud de la especie humana.


El humo del cigarrillo contiene beta-carbolinas físicamente adictivas, así como sucede con la comida cocida. A los cigarrillos se les adicionan sustancias adictivas extra, al igual que a los productos alimenticios; cuando se abandona el hábito de fumar, la pérdida de sustancias adictivas del cigarrillo es compensada por el consumo de más alimentos cocidos, provocando ganancia de peso. El humo del cigarrillo contiene aminas heterocíclicas mutagénicas, como ocurre también con la comida cocida. El cigarrillo puede ser letal, pero los alimentos cocidos pueden ser más letales aún ya que son absorbidos en mayores cantidades. Las compañías tabacaleras deben abonar billones de dólares como indemnización por los daños generados. ¿Y los fabricantes de alimentos?

Adición de sustancias adictivas: Proteínas lácteas

¿Alguna vez se preguntó por qué tantos productos alimenticios contienen proteínas provenientes de la leche?

Los fabricantes de alimentos que producen leche sustituta, saben qué contienen las proteínas de la leche. Ellos son conscientes de que las proteínas de la leche de vaca incluyen péptidos opioides (1). Ellos también conocen que, en comparación con la leche materna, la biodisponibilidad de muchos minerales y metales en la leche de vaca es mucho más baja. Es debido a ello que adicionan muchos más metales pro-oxidativos en la leche sustituta, esperando que la correcta cantidad de metales sea absorbida. Y ellos saben que la calidad proteica de la leche sustituta es 35% inferior que la materna. Es debido a esto que la leche artificial debe contener mayor cantidad de proteína inutilizable, pero esta proteína extra requiere más vitamina B2, B6 y niveles de ácido fólico. Por lo tanto se recomiendan suplementos de vitamina B6 y ácido fólico. Y ellos también saben que la leche sustituta no contiene los factores de crecimiento adecuados, y no hay nada que puedan hacer al respecto. Debido a ello no lo mencionan en la etiqueta.

Por lo tanto, ¿qué se imagina que hicieron, conociendo el hecho de que la leche contiene péptidos opioides adictivos? Se hallaban, desde luego, calculando sus futuras ganancias. Si se puede lograr que todos ingieran leche artificial en los primeros y muy vulnerables años de vida, serán dependientes de los productos que contengan péptidos opioides de leche de vaca por el resto de sus vidas. ¿Puede ver el enorme mercado que ellos vieron?

Continuamente intentaron, e intentan, hacer que las mujeres de los países más pobres alimenten a sus bebés con leche sustituta. ¿Y usted sabe quién es el dueño de esas fábricas que producen leche artificial? Sí,...los grandes fabricantes de alimentos. No les interesa que la gente de los países pobres no disponga de suficiente dinero para adquirir leche sustituta; están creando un nuevo mercado para el resto de todos sus productos. Ganancias garantizadas.

Proteínas del trigo

¿Y por qué piensa usted que el trigo es el más empleado de los granos en los productos alimenticios?

Porque el trigo contiene potentes péptidos opioides (2), algunas veces 100 veces más potentes que la morfina (3). Incluso algunos productos cárnicos contienen proteína de trigo. ¿Para hacerlos más sabrosos? Por supuesto que adicionando tanto péptidos de la leche como del trigo funciona aún mejor, garantizando mayores ventas.

Proteína calentada, sometida a hidrólisis

Al calentar proteínas del trigo y de la leche, éstas se hacen aún más resistentes a la degradación enzimática. Dichos péptidos opioides ligeramente alterados (químicamente) pueden ser extremadamente difíciles de descomponer, debido a su conformación no natural, o por inhibir directamente la actividad de las enzimas degradadoras (4). Calentando proteínas también se generan beta-carbolinas, muchas de las cuales inhiben las enzimas que degradan péptidos opioides (5). Las beta-carbolinas también son adictivas, directa (6) o indirectamente (7). Desde luego que los fabricantes de alimentos conocen todos estos hechos. Años atrás, un vocero de Nestlé declaró que “los fabricantes de alimentos podían usar esta información para vender más comida” (8). Por ejemplo, los promotores del sabor son proteínas deshidratadas concentradas, conteniendo muchas beta-carbolinas. Por lo tanto ellos no “potencian el gusto”, pero influencian los receptores de neurotransmisores (9).

¿Cómo se hace para crear algunos saborizantes muy efectivos?

Mezcle algunas proteínas (preferentemente del trigo o de la leche) con azúcar y caliente todo. Esto es exactamente lo que los fabricantes exitosos realizan. Y es debido a ello que las mejores y más vendidas golosinas son producidas por los mismos fabricantes, quienes también producen el arroz y los alimentos para mascotas más vendidos.

Aminas heterocíclicas mutagénicas

Los alimentos cocidos contienen muchas aminas heterocíclicas co-mutagénicas y mutagénicas, al igual que el humo del cigarrillo. Por ejemplo:

El humo del cigarrillo contiene Los alimentos cocidos contienen
beta-carboline (10) beta-carboline (11)
Trp-P-1 (12) Trp-P-1 (13)
Trp-P-2 (14) Trp-P-2 (15)
4-aminobiphenyl (16) 4-aminobiphenyl (17)
MeIQx (12) MeIQx (18)
Glu-P-1. (19) Glu-P-1 (20)

La concentración de aminas heterocíclicas mutagénicas en la comida cocida puede ser mucho más elevada que en el humo del cigarrillo. 100 g de carne cocida contienen, por ejemplo, la misma cantidad de AalphaC que el humo de 812 cigarrillos. Y 100 gramos de carne cocida contienen la misma cantidad del todavía más mutagénico MeAalphaC que el humo de 1.050 cigarrillos!!! (21)

Letal

Considerando el hecho de que podemos consumir los alimentos que más necesitamos, y considerando el hecho de que hoy en día no precisamos realizar trabajos físicos extenuantes, y considerando el hecho de que en general nos encontramos protegidos contra las enfermedades infecciosas, y considerando el hecho de que tenemos acceso a cuidados médicos especializados, todos deberíamos morir a la edad de 120, cuando el corazón simplemente deja de latir. Y si esto no sucede, y usted no fuma, muy probablemente se deba a los alimentos que ha estado consumiendo.

Referencias

Abstractos de la mayor parte de las fuentes pueden encontrase en la National Library of Medicine

(1) Teschemacher ,H. et al, Milk protein-derived opioid receptor ligands. Biopolymers. 1997 / 43 (2) / 99-117. ,Teschemacher, H. et al, Chemical characterization and opiod activity of an exorphin isolated from in vivo digests of casein. FEBS Lett. 1986 / 196/ 223-227. , Chang, K.-J. et al, Isolation of a specific mu-opiate receptor peptide, morphiceptin, from an enzymatic digest of milk proteins. J. Biol. Chem. 1985 / 260 (17) / pag. 9706-9712.

(2) Fukudome, S. et al, Gluten exorphin C : a novel opioid peptide derived from wheat gluten. FEBS Lett. 1993 / 316 (1) / 17-19.

(3) Max ,B., This and that : an artefactual alkaloid and its peptide analogs. Trends Pharmacol. Sci. 1992 / 13 (9) / 341-345.

(4) Dutta, A.S., Small Peptides, Chemistry, Biology and Clinical Studies, Amsterdam 1993 / 550-556, 560.

(5) Coletti-Previero, M.A. et al, beta-Carboline and diazepam effect on the degradation of enkephalin by the human blood aminopeptidase. Biosci. Rep. 1983 / 3 (1) / 87-92.

(6) Loscher, W. et al, Withdrawal precipation by benzodiazepine receptor antagonists in dogs chronically treated with diazepam or the novel anxiolytic and anticonvulsant beta-carboline abecarnil. Naunyn Schmiedebergs Arch. Pharmacol. 1992 / 345 (4) / 452-460. , Little, H.J. et al, The benzodiazepines : anxiolytic and withdrawal effects. Neuropeptides 1991 / 19 / suppl. 11-14. , Eisenberg, R.M. et al, Effects of beta-carboline-ethyl ester on plasma corticosterone -- a parallel with antagonist-precipated diazepam withdrawal. Life Sci. 1989 / 44 (20) / 1457-1466.

(7) De Boer, S.F. et al, Common mechanisms underlying the proconflict effects of corticotropin, a benzodiazepine inverse agonist and electric foot shock. J. Pharmacol. Exp. Ther. 1992 / 262 (1) / 335-342. , Maiewski, S.F. et al, Evidence that a benzodiazepine receptor mechanism regulates the secretion of pituitary beta-endorphin in rats. Endocrinology 1985 / 117 (2) / 474-480.

(8) Witherly, S. from Nestlé in : Solms, J. et al, Food Acceptance and Nutrition. London 1987 / 403.

(9) Aoshima, H. and Y. Tenpaku : Modulation of GABA receptors expressed in Xenopus oocytes by 13-L-Hydroxylinoleic acid and food additives. Bioscience, Biotechnology and Biochemistry 1997 / 61 / 2051-2057. Aoshima, H. ,Effects of alcohols and food additives on glutamate receptors expressed in Xenopus oocytes : Specifity in the inhibition of the receptors. Bioscience, Biotechnology and Biochemistry 1996 / 60 / 434-438. Aoshima, H. et al, Effects of aliphatic alcohols and food additives on nicotinic acetylcholin receptors in Xenopus oocytes. Bioscience, Biotechnology and Biochemistry 1994 / 58 / 1776-1779.

(10) Totsuka, Y. et al, Structural determination of a mutagenic aminophenylnorharman produced by the co-mutagen norharman with aniline. Carcinogenesis 1998 / 19 (11) / 1995-2000. , Wakabayashi, K. et al, Human exposure to mutagenic/carcinogenic heterocyclic amines and comutagenic beta-carbolines. Mutat. Res. 1997 / 376 (1-2) / 253-259.

(11) Solyakov, A. et al, Heterocyclic amines in process flavours, process flavour ingredients, bouillon concentrates and a pan residue. Food Chem. Toxicol. 1999 / 37 (1) / 1-11. , Skog, K. et al, Analysis of nonpolar heterocyclic amines in cooked foods and meat extracts using gas chromatography-mass spectometry. J. Chromatogr. A. 1998 / 803 (1-2) / 227-233. , Stavric, B. et al, Mutagenic heterocyclic aromatic amines (HAA's) in 'processed food flavour' samples.Food Chem. Toxicol. 1997 / 35 (2) / 185-197. , Wakabayashi, K. et al, Human exposure to mutagenic / carcinogenic heterocyclic amines and comutagenic beta-carbolines. Mutat. Res. 1997 / 376 (1-2) / 253-259. , Galceran, M.T. et al, Determination of heterocyclic amines by pneumatically assisted electrospray liquid chromatography-mass spectometry. J. Chromatogr. A. 1996 / 730 (1-2) / 185-194. , Gross, G.A. et al, Heterocyclic aromatic amine formation in grilled bacon, beef and fish and in grilled scrapings. Carcinogenesis 1993 / 14

(11) / 2313-2318. , Sugimura, T. et al, Mutagenic factors in cooked foods. Crit. Rev. Toxicol. 1979 / 6 (3) / 189-209.

(12) Wakabayashi, K. et al, Identification of new mutagenic heterocyclic amines and quantification heterocyclic amines. Princess Takamatsu Symp. 1995 / 23 / 39-49.

(13) Ashida, H. et al, Tryptophan pyrolysis products, Trp-P-1 and Trp-P-2 induce apoptosis in primary cultured rat hepatocytes. Biosci. Biotechnol. Biochem. 1998 / 62 (11) / 2283-2287. , Sasaki, Y.F. et al, In vivo genotoxicity of heterocyclic amines detected by a modified alkaline single cell gel electrophoresis assay in a multiple organ study in the mouse. Mutat. Res. 1997 / 395 (1) / 57-73. , Sugimura,T. et al, Mutagens in food. Journal of Agriculture and Food Chemistry 1995 / 43 / 404-414. , Manabe, S. et al, Carcinogenic tryptophan pyrolysis products in the environment. J. Toxicol. Sci. 1991 / 16 (suoppl.1) / 63-72.

(14) De Flora, S. et al, Modulation of the potency of promutagens and direct acting mutagens in bacteria by inhibitors of the multidrug resistance mechanism. Mutagenesis 1997 / 12 (6) / 431-435.

(15) Skog, K. et al, Analysis of nonpolar heterocyclic amines in cooked foods and meat extracts using gas chromatography-mass spectometry. J. Chromatogr. A. 1998 / 803 (1-2) / 227-233. , Ashida, H. et al, Tryptophan pyrolysis products, Trp-P-1 and Trp-P-2 induce apoptosis in primary cultured rat hepatocytes. Biosci. Biotechnol. Biochem. 1998 / 62 (11) / 2283-2287. , Sasaki, Y.F. et al, In vivo genotoxicity of heterocyclic amines detected by a modified alkaline single cell gel electrophoresis assay in a multiple organ study in the mouse. Mutat. Res. 1997 / 395 (1) / 57-73. , Galceran, M.T. et al, Determination of heterocyclic amines by pneumatically assisted electrospray liquid chromatography-mass spectometry. J. Chromatogr. A. 1996 / 730 (1-2) / 185-194. , Yamaguchi, K. et al, Presence of 3-amino-1,4-dimethyl-5H-pyrido(4,3-b)indole in broiled beef. Gann. 1980 / 71 (5) / 745-746. , Yamaizumi, Z. et al, Detection of potent mutagens, Trp-P-1 and Trp-P-2 in broiled fish. Cancer Lett. 1980 / 9 (2) / 75-83. , Sugimura, T. et al, Mutagenic factors in cooked foods. Crit. Rev. Toxicol. 1979 / 6 (3) / 189-209.

(16) Bartsch, H. et al, Black (air-cured) and blond (flue-cured) tobacco cancer risk. 4 Molecular dosimetry studies implicate aromatic amines as bladder carcinogenesis. Eur. J. Cancer 1993 / 29A (8) / 1199-1207.

(17) Hammons, G.J. et al, Effects of chemoprotective agents on the metabolic activation of the carcinogenic arylamines PhIP and 4-aminobiphenyl in human and rat liver microsomes. Nutr. Cancer 199 / 33 (1) / 46-52.

(18) Sasaki, Y.F. et al, Colon specific genotoxicity of heterocyclic amines detected by themodified alkaline single cell gel electrophoresis assay of multiple mouse organs. Mutat. Res. 1998 / 414 (1-3) / 9-14. , Grivas, S., Synthetic roots to the food carcinogen 2-amino-3,8-dimethylimidazo(4,5-f)quinozaline (8-MeIQx) and related compounds. Princess Takamatsu Symp. 1995 / 23 / 1-8.

(19) De Marini, D.M. et al, Mutation spectrum of cigarette smoke condensate in Salmonella : comparison to mutations in smoking-associated tumors. Carcinogenesis 1995 / 16 (10) / 2535-2542.

(20) Sugimura, T. et al, Carcinogenic, Mutagenic, and Comutagenic Aromatic Amines in Human Foods. Natl. Cancer Inst. Monogr. 1981 / 58 / 27-33.

(21) Matsumoto, T. et al, Determination of mutagen amino-alpha-carbolines in grilled foods and cigarette smoke condensate. Cancer Lett. 1981 / 12 (1-2) / 105-110.

Fuente: http://www.youngerthanyourage.com/13/cigarrillo.htm